La obesidad es una epidemia a nivel mundial que responde a múltiples factores

SALUD 03 de marzo de 2022 Por Redacción
La enfermedad afecta a millones de personas de todas las edades y es factor de riesgo de otras patologías crónicas. Mañana, el hospital Arturo Oñativia realizará actividades en el monumento a Güemes.
dia obersidad

En el año 2020 se estableció el 4 de marzo como Día Mundial de la Obesidad, con el propósito de visibilizar la epidemia mundial que significa esta enfermedad. Según la organización Mundial de la Salud (OMS), desde el año 1975 la obesidad se ha triplicado a nivel global.

En primer lugar, es necesario entender que la obesidad es una enfermedad y que no se debe culpar a la persona que la tiene, ya que no se debe a una falta de esfuerzo, sino a múltiples factores.

Se define al sobrepeso y la obesidad como una acumulación anormal o excesiva de grasa que puede ser causa de otras enfermedades, como diabetes, hipertensión arterial, enfermedades cardiovasculares y cerebrovasculares, hígado graso, enfermedades de huesos y articulaciones ciertos tipos de cáncer y otras patologías.

Además, duplica la probabilidad de hospitalización por COVID-19, debido a mayores complicaciones.

El índice de masa corporal (IMC) es un indicador de la relación entre la talla y el peso de la persona que se usa para determinar la presencia de sobrepeso u obesidad en adultos.  

Datos de la OMS dan cuenta de que más de 1900 millones de personas de más de 18 años tienen sobrepeso, de los cuales alrededor de 800 millones son obesas.

Se calcula que más de 340 millones de individuos de entre 5 y 19 años y más de 41 millones de niños menores de cinco años tienen sobrepeso u obesidad.

Otro dato que presenta la OMS es que la prevalencia de sobrepeso y obesidad en niños y adolescentes, es decir entre los 5 y los 19 años, se ha incrementado notablemente, del 4% en 1975 a más del 18% en 2016. Este aumento se ha verificado en similar porcentaje en varones y mujeres.

En la Argentina, según datos de la última Encuesta Nacional de Nutrición y Salud, efectuada en el año 2019, el exceso de peso está presente en el 67,9% de la población adulta, correspondiendo el 34% a sobrepeso y el 33,9% a obesidad.

También está presente en el 41,1% de la población comprendida entre los 5 y los 17 años: el 20,7% con sobrepeso y el 20, 4% con obesidad.

En los menores de 5 años, el exceso de peso afecta al 13,6%: el 10% con sobrepeso y el 3,6% con obesidad.

Causas

La obesidad es consecuencia de una variedad de factores, incluyendo biología, salud mental, riesgos genéticos, ambiente, planes médicos e ingesta de alimentos altamente procesados.

Por ello, no basta con comer menos y moverse más para frenar la obesidad. Si bien el ejercicio físico representa un factor importante para la salud en general, y forma parte de la prevención y el control, no es en sí un tratamiento.

El estigma social de la obesidad refuerza la suposición errónea de que la enfermedad es responsabilidad de la persona. Ello puede dañar su bienestar mental y físico y entorpecer la búsqueda de asistencia médica y la adopción de estilos de vida más saludables.

Hay múltiples factores que escapan al control del individuo, como los biológicos y genéticos, que ponen a algunos en mayor riesgo de obesidad. El ambiente físico y social también incide en los estilos de vida y hábitos alimentarios.

Pautas de prevención

A nivel individual, es imprescindible adquirir un estilo de vida saludable:

·         Evitar el consumo de alimentos con alto contenido de azúcares refinados (dulces, azúcar de mesa, gaseosas, golosinas…)

·         Evitar el consumo de bebidas alcohólicas

·         Tomar suficiente agua segura durante todo el día

·         Evitar ayunos prolongados. Prestar atención a las señales de hambre y de saciedad.

·         Masticar los alimentos la mayor cantidad de veces posible antes de tragarlos

·         No comer de manera apresurada. Dedicar al menos 20 minutos a las comidas principales.

·         Respetar, en lo más que se pueda, un orden de comidas diarias

·         Consumir alimentos variados, de todos los grupos: lácteos, carnes con bajo contenido graso, huevos, vegetales, frutas, cereales, derivados integrales, legumbres, aceites vegetales, agua.

·         Restringir o evitar el consumo de fiambres y embutidos, quesos duros, aderezos, snacks, galletitas y otros alimentos procesados.

·         Comer para saciar el hambre y no para afrontar emociones, evitando el picoteo y los atracones.

·         Evitar el sedentarismo. Realizar actividad física acorde a las condiciones de salud y con recomendación médica.

·         Reducir el tiempo que se permanece sentado, realizando pausas activas varias veces al día (algunos minutos de movimiento).

Actividades del hospital Arturo Oñativia

Mañana, viernes 4, desde las 9, habrá una clase de actividad física adaptada en el monumento al General Martín Miguel de Güemes.

A partir de las 10, en el mismo lugar, la médica Alina Nazha, especialista en obesidad, brindará una charla sobre prevención.  

Posteriormente, el programa de Nutrición del hospital hará una demostración y exposición de alimentos y aguas saborizadas saludables.

La jornada cerrará con una clase presencial de cocina saludable.

El hospital Dr. Arturo Oñativia cuenta con los programas de Nutrición y Nutrición Clínica y Diabetes, mediante los cuales se realizan actividades educativas de promoción y prevención.

La obesidad se aborda con un equipo multidisciplinario que incluye profesionales de Psicología, Nutrición, Nutrición Clínica, Actividad Física y Cirugía Bariátrica.

En el año 2020, el consultorio de Nutrición Clínica atendió 1089 consultas virtuales por obesidad, cifra que se duplicó en el 2021, entre consultas a distancia y presenciales. 

Te puede interesar