Inédito: Aguas del Norte pide ayuda del Estado para pagar sueldos

PROVINCIA 25 de mayo de 2020 Por Redacción
La empresa asegura que la facturación cayó durante el último mes por el aislamiento, sin embargo la mayoría de los salteños recibieron con aumentos las boletas. Dicen que heredaron una deuda millonaria de la gestión anterior.
aguas del norte
Aguas del Norte dice haber recibido una deuda importante

Aguas del Norte pagó parte de los sueldos de este mes con el programa de Asistencia al Trabajo y la Producción (ATP), el beneficio que el Gobierno nacional lanzó para ayudar a las empresas a paliar los coletazos económicos que deja a su paso el aislamiento social obligatorio decretado por la pandemia del COVID-19.

Son más de mil empleados que cobraron parte del sueldo en mayo con este beneficio estatal y que el mes próximo también lo harían bajo esta modalidad.

Desde la empresa estatal indicaron que cumplían con los requisitos, como el de tener una baja en la facturación. Además, advirtieron que la empresa está sumergida en un pozo a raíz de una deuda millonaria que heredó de la anterior gestión, encabezada por Lucio Paz Posse. "Fue un año electoral", indicó Luis María García Salado, presidente de Aguas del Norte, consultado por el cuantioso monto. También apuntó contra "el ocultamiento de monto de obras", una situación que señaló como "común" de la gestión urtubeycista.

Para la ayuda estatal para el pago de sueldos se inscribieron alrededor de 420 mil empresas en la primera tanda de abril. Mientras que para la segunda etapa la AFIP calculó que son más de 250 mil empleadores. Entre los requisitos que el Gobierno nacional exige y que fueron modificándose a medida que se registraban diferentes situaciones, se tuvo en cuenta la facturación. Las empresas deben tener una facturación igual o inferior, en términos nominales, a la de igual período de 2019. Es decir, la misma cantidad de dinero facturado luego de más de 50% de inflación interanual.

Baja facturación

En lo que va del año el agua aumentó un 35 por ciento. El primer aumento fue en enero, de un 10%; el segundo en febrero, de un 12,65%, y el último llegó en marzo con 12,65 %.

Luis María García Salado indicó que en Aguas del Norte se registró una disminución en la facturación de alrededor del 30 por ciento a raíz de las suspensiones de pago de los servicios públicos que permite el decreto 311/20 de Emergencia Sanitaria.

Los auditores de la empresa analizaron que reunían los requisitos para pedir la asistencia estatal y Nación les otorgó la ayuda equivalente al 50% del salario neto del trabajador -no pudiendo ser menos que un salario mínimo, vital y móvil ($16.875) ni superar dos salarios mínimos, vitales y móviles ($33.750).

Cosaysa SA (Compañía Salteña de Agua y Saneamiento) es la firma a cargo del servicio de agua y cloaca y su distribución.

"Pudimos acceder porque somos una Sociedad Anónima, que se rige por la ley de sociedades. No somos un ente del Estado como Vialidad o un ente regulador. Esta es una sociedad comercial", aseveró García Salado.

Actualmente la empresa estatal tiene 1.005 empleados.

El presidente de Cosaysa asegura que los empleados perciban altos montos de sueldo, y explicó que hay ocho escalas. "Lo que pasa es que muchas veces las horas extras y las guardias rotativas son dos ítems adicionales. Una persona con todo estos ítems si puede cobrar más de 50 mil pesos", indicó sobre los empleados. Al mismo tiempo que indicó que no se aumentaron los sueldos, como "otros entes".

El programa ATP se podrá extender hasta el 30 de junio, o hasta octubre, según casos afectados, más allá de que se termine el aislamiento social obligatorio. Aguas del Norte recibiría la ayuda estatal hasta el mes próximo.

Deuda

“Yo recibí Aguas del Norte con mucha deuda”, denunció García Salado, y detalló que esas obligaciones treparían a más de $350 millones.

El nuevo presidente de la empresa precisó que tienen pagos pendientes a proveedores, además de “otro tipo de deudas, de planes de pago que se hicieron de deuda impositiva, previsional, impuestos, etcétera”. Las acreencias a proveedores, indicó el exfuncionario municipal, se intentaron regularizar para que no “se corte la potabilización del agua con los productos químicos”.

Según precisó, la deuda no corresponde solo al último año, sino desde el 2015: “En primer lugar hubo un año político, la deuda no es solo de 2019”, señaló. El anterior presidente, Lucio Paz Posse se presentó a candidato a intendente en las elecciones pasadas. García Salado fue más allá y endilgó que “hubo una falta total de gestión en la parte de Aguas. Sucedió como pasó en la provincia, como pasó en el gobierno anterior, se ocultaron montos como la de determinaciones de las obras”, denunció. 

Consultado sobre si dos exgerentes del Ente Regulador trabajan ahora en la empresa, lo confirmó. “Nos ayudaron a saber adónde tenemos que apuntar”, aseguró. 

El Ente Regulador relevó recientemente que el 25% de los reclamos de usuarios de enero a mayo, corresponde a afectaciones estructurales. En este sentido García Salado aseguró que “Aguas del Norte estaba totalmente vaciada en lo que es infraestructura. No teníamos ninguna maquinaria para hacer las excavaciones. Todo hay que contratar, no hubo una inversión de años. Ni en redes, ni nada”. También indicó que las obras realizadas se hicieron por fuera de lo establecido: “Se detectó en el acueducto sur que las cañerías que se pusieron ahí no son de un buen uso, y también el tramo del acueducto sur que viene de la zona de San Luis”. 

Publicado por El Tribuno

Te puede interesar

Newsletter