Rosario de la Frontera: Marcharon pidieron Justicia por la policía asesinada

POLICIALES 12 de octubre de 2021 Por Redacción
Vecinos y familiares de la mujer policía asesinada días atrás salieron por las calles para reclamar, ya que el autor del crimen, que también era policía, sigue sin aparecer.
marcha salta
La marcha recorrió el centro de Rosario de la Frontera

Una nueva manifestación realizaron los familiares y vecinos de Gladys Paz, la mujer policía que fue asesinada por su pareja el jueves pasado. El femicida, Diego García, increíblemente sigue prófugo.

Con los padres de Gladys a la cabeza, la marcha partió desde la plaza Independiencia, en el casco céntrico de Rosario de la Frontera, y luego se dirigió hacia la sede del 911, donde trabajaba el femicida. La columna más tarde se estacionó en las oficinas del Ministerio Público Fiscal.

“Se volvió a conectar y dijo muchas cosas, no tenemos ninguna novedad”, contaron Clementina y Antonio, los padres de Gladys. “Queremos que se haga justicia por mi hija, tenía derecho de vivir, él responde los mensajes, algo hace, no puede ser que pasaron cinco días y no tenemos ninguna respuesta, si no me quieran dar una respuetas me haré cargo yo y haré justicia con manos propias, que se haga justicia”, dijo Antonio.

A su vez, una de las mujeres que formó parte de la protesta expresó: “Por qué no se intervienen los teléfonos de su familia, no se le hizo un allanamiento a su familia, es obvio que alguien lo está ayudando”, a lo que Clementina agregó: “encina se escapó en la moto de mi hija”.

“Como se pudo permitir que ese tipo sea policía, era un demente, cada loquito puede ponerse el uniforme, matarnos y nadie hace nada“, agregó una de las participantes de la marcha.

Los familiares de Gladys dijeron que el fiscal que lleva la investigación (Oscar López Ibarra), tampoco se volvió a comunicar con ellos.

La manifestación, con banderas y carteles, pero sobre todo como mucho dolor, recorrió la plaza central de Rosario de la Frontera y se detuvo en un primer momento en la sede del 9-1-1, donde reclamaron justicia y pidieron que dejen de proteger al femicida. Lo mismo ocurrió minutos más tarde en las oficinas del Ministerio Público Fiscal.

A todo esto, Clementina, la mamá de Gladys, sufrió una descompensación en medio de la protesta y debió ser atendida. 

Diego García es el policía que sigue sin aparecer, luego de que asesinó a sangre fría a su pareja, mientras ella dormía: le disparó cinco balazos para después huir en la propio moto de Gladys.

fuente El Tribuno

Te puede interesar