Rosario de la Frontera: Un tren descarriló cerca de un barrio

ROSARIO DE LA FRONTERA 24 de enero de 2022 Por Redacción
Vecinos del barrio San Cayetano piden mantenimiento de los bordes del ferrocarril y advierten sobre la falta de durmientes en algunos tramos de las vías.
descarrilamiento en rosario
El descarrilamiento fue en barrio San Cayetano

En el barrio San Cayetano de Rosario de la Frontera, ubicado a pocos metros del casco céntrico, el tren que pasa a diario descarriló en la madrugada del miércoles y causó un gran susto entre los vecinos que viven cerca. Y decir cerca es que prácticamente a un metro y medio de los rieles, habitan numerosas familias, tal como puede verse en las fotografías que ilustran esta nota.

Los vecinos del lugar, además del susto que se llevaron por los ruidos de descarrilamiento del tren, que se arrastró por fuera de las vías más de cien metros, advirtieron la falta de durmientes en ese tramo del tendido ferroviario.

"Cerca de las 4.30 nos despertamos por un ruido impresionante porque la parte trasera del tren descarriló, pero si hubiera descarrilado la parte delantera, esto hubiese sido un verdadero desastre porque las casas están muy cercanas a las vías", manifestó Samuel, un vecino.

"Calculamos que el tren se arrastró unos doscientos metros hasta que volvió a encarrilar", agregó.

Otra vecina, Maruca, señaló que "al estar justo en una curva, es muy probable que haya venido con exceso de velocidad el tren, y al estar las vías abiertas y desalineadas, descarriló. Fue un sustazo".

Mantenimiento periódico

Los vecinos de San Cayetano pidieron que se realice el mantenimiento en las vías de manera periódica para evitar una fatalidad. "Tenemos entendido que el mantenimiento en las vías lo realizan cada cinco años, pero el problema es que la ubicación de las casas, al estar muy pegadas a las vías del tren, se necesita una inspección más periódica", explicó Samuel.

"Las vías hacen una curva en esta zona y un tren de carga, que va pesado, puede descarrilar con facilidad y acá tenemos miedo de que vuelva a suceder ya que no es la primera vez que esto pasa", advirtieron.

"Justamente por esos accidentes es que tiempo atrás hemos pedido que los mantenimientos los hicieran más seguido y no cada cinco años. Por favor pedimos que mantengan el lugar cada pocos meses, porque es muy crítico", insistieron muy preocupados.

Atemorizados por el último susto, los vecinos expresaron que "la verdad es que tenemos miedo que un día ocurra alguna desgracia, si eso pasa, los que van a pagar las consecuencias son las criaturas. En esta curva viven cualquier cantidad de niños y ancianos también, Dios quiera no llegue a mayores un día de estos".

A su turno, doña Cristina, señaló que el día del descarrilamiento, "mi hijo justo se levanta siempre temprano, de repente sintió cómo se movían y vibraban las paredes de la vivienda, pensamos que el tren se iba a meter adentro de la casa, fue un susto horrible".

Ana, otra de las vecinas, manifestó que, "Acá no hay solución, el problema es que muchos de los vecinos tomaron una parte de tierra al costado de las vías para hacer sus casas, y creo que lo mejor sería es que directamente no haya casas tan pegadas a la vía".

"Muchas veces incluso les he dicho a los vecinos que el riesgo lo están corriendo ellos y que el ferrocarril no tiene la culpa, porque esas son tierras fiscales, y lo primero que indica el ferrocarril es que las casas tienen que estar ubicadas a diez metros de las vías y no aun metro como es el caso".

Por la proximidad de las vías y las casas, contaron que muchos de los vecinos tienen las paredes abiertas por la misma vibración del tren. Por otro lado, indicaron que hay faltantes de durmientes.

Fuente El Tribuno

Te puede interesar